El ácaro del jamón o piojillo

Cuando se adquiere un jamón pieza entera, y sobre todo cuando el mismo va a tardar en consumirse, debemos vigilarlo para así prevenir que se vea afectado por el conocido como ácaro del jamón o piojillo.

Lo más importante es ubicar el jamón en un lugar fresco y seco, evitando de esta forma lugares con un alto nivel de humedad o temperaturas elevadas, ya que son estas condiciones las que propician la aparición o el desarrollo de este ácaro.

¿Qué es el ácaro del jamón o piojillo?

El ácaro del jamón o piojillo, es un artrópodo con aspecto de pequeñas motas blancas que se mueven y reciben el nombre científico de Tyrophagus putrescentiae. Estos se alimentan de proteínas y por ello, su aparición puede darse en productos como jamones, quesos o embutidos.

Es muy común confundir estos ácaros con cristales de tirosina, unos aminoácidos formados por proteínas que, a diferencia del piojillo, no se mueven y, además, en su justa medida, son indicativos de calidad.

Junto a estos parásitos, también puede observarse una fina arenilla. El color de la misma varía dependiendo de las proteínas que ingiera, en el caso del jamón, toma un color blanquecino.

Cuando un jamón es afectado por este parásito, pero el mismo se quede en la superficie, no supone ningún problema alarmante y, además, tiene solución. Pero si éste evoluciona y se filtra hacia el interior, sí que generaría un gran problema, ya que comenzaría a generar olores fuertes y desagradables debido a la secreción llegando a hacer incluso incomestible el producto.

¿Cuándo se produce el piojillo?

Es propicia su aparición en secaderos y bodegas con un alto nivel de humedad y temperaturas son elevadas, condiciones óptimas para su proliferación.

Además, debido a la rápida evolución de este parásito, cuando un jamón comienza a desarrollarlo, rápidamente se reproduce acaparando un mayor espacio y, por tanto, afectando a una mayor cantidad de la pieza, llegando a hacer que el producto, quede incomestible.

¿Cómo prevenir la aparición de este ácaro en un jamón?

Lo más importante para prevenir la aparición de este ácaro es la conservación del jamón en un lugar fresco y seco, donde deberemos revisar minuciosamente la pieza de forma regular para que así, en caso de infección, podamos actuar de forma rápida. Además, si vamos a tardar en consumir el producto, recomendamos impregnar la cara del hueso del jamón con aceite de oliva, de esta forma, prevendremos su aparición.

¿Cómo eliminar el piojillo en un jamón?

Cuando se detecta que una pieza está afectada por piojillo, lo más importante es actuar de forma rápida, pues en caso contrario, estos ácaros se multiplicarán aceleradamente por todo el producto e incluso podrán afectar a piezas cercanas en caso de que tengamos varias.

Si se detecta este problema a tiempo y aún el jamón está por empezar, lo recomendable es impregnar de manteca o aceite de oliva la zona afectada, en caso de que optemos por manteca, recomendamos que esté caliente o al menos líquida ya que así penetrará más fácilmente por todas las grietas del jamón y será más efectiva.

Si ya se ha comenzado a consumir la pieza, lo más recomendable es limpiar la zona afectada y posteriormente, impregnar igualmente con manteca líquida o aceite de oliva.

Calorías y propiedades del jamón ibérico

¿Cuántas calorías tiene el Jamón Ibérico?

Muchos consumidores de este producto, antes de comprar un jamón ibérico o una vez adquirido, se cuestionan si el jamón ibérico engorda, si es perjudicial para su salud o si, por el contrario, es sano consumirlo.

Dentro de los tres tipos de jamón ibérico que hay, en base a su alimentación y medio en el que crecen, el jamón ibérico de bellota, además de ser este un producto esencial en la dieta mediterránea y en nuestra gastronomía, es el alimento perfecto para incluir en cualquier tipo de dieta, incluidas aquellas que tienen fines deportivos, debido a la cantidad de minerales, vitaminas y grasas no saturadas que pueden aportar a nuestro metabolismo.                               

El jamón ibérico, contiene una mínima porción de grasas o calorías, esto quiere decir que es hipocalórico, y por tanto aportará un valor calórico de 1436KJ por cada 100 gramos de carne, que equivalen a 345Kcal.

Además, el jamón ibérico también es hiperproteico, lo que quiere decir, que proporciona un alto nivel de proteínas de buena calidad, de forma que distribuyen por el cuerpo aminoácidos que tan solo posee el jamón ibérico y que muchos otros alimentos no pueden aportar.

Por lo tanto, al ser hipocalórico e hiperproteico además de ser ideal para estimular el desarrollo de nuestra masa muscular, se recomienda incluirlo en dietas hipocalóricas, ya que es una fuente de proteínas que aportan aminoácidos esenciales para este tipo de dietas.

¿Cuál es el valor nutricional del Jamón Ibérico?

El valor nutricional del jamón ibérico de bellota es un aspecto que realmente no es del todo conocido por el público en general, a diferencia de otros aspectos como pueden ser la textura, el olor o el sabor del jamón ibérico de bellota, pero del mismo modo, aporta al jamón cualidades únicas que permiten diferenciarlo de otros tipos de jamón ibérico y que se consiguen, gracias a la alimentación del animal, a base de bellota en montanera y otros recursos del campo que encontramos en las dehesas de encinas.

El jamón ibérico está compuesto en su mayoría por agua, aproximadamente 38 de cada 100 gramos de jamón, son agua. Le siguen las proteínas, equivalen estas aproximadamente a 31 gramos por cada 100, y posteriormente, las grasas o lípidos, que componen el 24% de una masa total de 100 gramos.

Además, el jamón ibérico presenta otras sustancias muy beneficiosas para la salud, como carbohidratos, vitamina E, vitaminas B-1, B-2, B-12 y B-6, riboflavina, minerales como el calcio, el hierro o el cinc y otras sustancias como el potasio, magnesio, sodio…

¿Qué propiedades y beneficios tiene el Jamón Ibérico?

Numerosos estudios han demostrado que el jamón ibérico de bellota es beneficioso para la salud cardiovascular al incrementar la concentración plasmática del colesterol bueno y reducir los niveles del colesterol malo significativamente, reduciendo así el riesgo de sufrir un gran número de patologías. Se debe esto en gran medida a la gran cantidad de ácido oleico que contiene el jamón ibérico de bellota, en concreto, más de un 55%.

Además, el jamón ibérico de bellota presenta un alto contenido en proteínas, vitaminas del grupo B y ácido fólico, necesarias para un correcto funcionamiento cerebral. Por ejemplo, la vitamina B-1 o tiamina, ayuda a combatir el estrés y la ansiedad y por ello, es muy recomendable su consumo durante periodos de lactancia o de convalecencia. El jamón ibérico de bellota, también es antioxidante, gracias a la vitamina E.

Por otro lado, aunque el jamón ibérico sea un alimento que contiene sal, se trata del tipo de jamón que menos incluye, en concreto, presenta entre un 2,5% y un 4,5%. Además, algunos estudios han demostrado que el consumo de jamón ibérico en cantidades moderadas, podría ayudar a bajar la presión arterial o evitar la coagulación sanguínea.

Por último, el jamón ibérico es un alimento de fácil digestibilidad, ya que debido a su proceso de maduración y por la actuación de unas enzimas llamadas proteasas, las cuales ayudan a fragmentar las proteínas en aminoácidos, contiene un bajo nivel de colágeno.

Sobrasada Ibérica, qué es y cómo comerla

¿Qué es la Sobrasada?

La sobrasada es un embutido curado de origen mallorquín que se elabora a partir de carnes seleccionadas del cerdo condimentadas con especias como pueden ser la sal, el pimentón agridulce o la pimienta. La mezcla entre estos productos es posteriormente embutida en tripa y curada durante un mínimo de un mes.

A pesar de ser un producto con origen en Mallorca, en otras zonas de España como la nuestra, Salamanca, también se elabora una variedad de este maravilloso producto, el cuál denominamos, debido a sus ingredientes, como sobrasada ibérica o sobrasada ibérica de bellota como la que elaboramos nosotros en Jamones Benito Pérez.

¿Cuál es la historia de la Sobrasada?

La sobrasada surge de la necesidad de almacenar alimentos durante un largo periodo de tiempo, es por ello, que se comenzó a sacar provecho de las técnicas de salado, a partir de las cuales mezclaron la carne picada con otras especias.

Su nombre tiene origen italiano, concretamente en la isla de Sicilia, en la cual se practicaba una técnica conocida como soppressa (picado), que se emplea para embutir.

Gracias al comercio marítimo, se inició su producción de este producto en la península ibérica y posteriormente en Mallorca, donde alcanza su mayor desarrollo en el siglo XVI.

¿En qué se diferencian la Sobrasada de Mallorca y la Sobrasada Ibérica?

La sobrasada de Mallorca se elabora a partir de carnes de cerdo balear o cerdo negro (porc negre), raza local de cerdos que habitan en la isla desde hace 7000 años y que se alimentan a partir de algarrobas, alfalfa, bellotas e higos, alimentos que contribuyen en el sabor tan particular que tiene esta carne, casi dulzón, aunque 90 días antes de su sacrificio, este animal se alimenta únicamente de cebada.

En cambio, la sobrasada ibérica o sobrasada ibérica de bellota como la nuestra, se elabora a partir de carnes procedentes de cerdos raza ibérica.

El producto extraído a partir de este animal para la elaboración de la sobrasada ibérica o ibérica de bellota, posee una textura, sabor y aroma espectaculares, los cuales varían en función de la raza, la alimentación que hayan llevado a cabo, el espacio donde se hayan criado y la posterior producción que se haya llevado a cabo en fábrica.

Las características principales de los cerdos ibéricos de bellota, los cuales dan lugar a productos denominados como ibéricos de bellota, son tales como la raza ibérica del animal, la crianza en libertad en dehesas de encinas y su alimentación a base de bellotas durante el periodo de la montanera, época del año donde cae el fruto de la bellota y que se extiende de octubre a marzo aproximadamente.

Recetas fáciles para comer la sobrasada ibérica

Existen muchas posibilidades en la cocina para este producto, a continuación, te mostramos algunas ideas para consumirlo:

  • Sobrasada con miel

Puede que parezca una mezcla algo descabellada combinar este alimento salado con otro dulce como la miel, pero es que esta fusión le confiere al aperitivo un sabor estupendo. Tan solo basta con la sobrasada en un pan crujiente para posteriormente añadirle por encima un chorrito de miel.

  • Canapés de sobrasada

Podemos elaborar varios tipos a partir de este producto, existe la posibilidad de combinar un simple canapé de sobrasada con un huevo de codorniz y orégano, con piñones y miel, e incluso con queso o mermelada para sacarle un mayor provecho al alimento.

  • Croquetas de sobrasada

Con esta receta obtendremos un magnífico sabor además de cremosidad. Como la sobrasada es bastante grasa, debemos reducir la cantidad de mantequilla incorporada a la bechamel. Elaboramos un roux a partir de mantequilla y harina, una vez se haya tostado esta mezcla, podremos incorporar paulatinamente la leche para que se forme una bechamel sin grumos y homogénea. Una vez incorporada la mitad de la leche podremos agregar la sobrasada en pequeñas porciones hasta obtener una masa anaranjada y sin grumos que dejaremos reposar hasta que se enfríe para después poder rebozarlas en huevo batido y pan rallado antes de freírlas.

Recomendamos retirar el exceso de aceite en un papel absorbente antes de consumirlas.

  • Macarrones con sobrasada

Esta receta cuenta con poca presencia en el mundo de la cocina a pesar de ser un plato exquisito y de lo más tradicional.

Para su elaboración necesitaremos macarrones, cebolla, huevos, sobrasada, queso de oveja curado, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra.

En primer lugar, rehogaremos la cebolla picada a fuego lento durante unos minutos, añadimos sobrasada y continuamos rehogando por unos minutos más. Posteriormente, batimos los huevos salpimentados y volvemos a mezclar tras añadir queso curado de oveja rallado.

Cocemos la pasta en una olla con agua hirviendo con una cucharada de sal hasta que ésta esté al dente y por tanto lista para ser fusionada con la mezcla del huevo y con la sobrasada.

Emplatamos caliente y sazonamos con pimienta negra.

Cómo empezar un jamón

Cuando compramos un jamón, tarea no demasiado fácil para algunos por los diferentes tipos de jamón que hay, probablemente, esta sea una de esas cuestiones que surgen antes de empezar a consumir este producto, ya que este paso no es tan sencillo como aparenta.  

A continuación, os ofrecemos una serie de recomendaciones a seguir con el fin de facilitar este proceso.

Además, si todavía no te has decidido por qué jamón comprar, en nuestra tienda Online, encontrarás todas las características y diferencias a cerca nuestros jamones ibéricos, además, podrás comprar jamón ibérico de Salamanca directamente a fábrica, ya que te lo enviamos directamente desde nuestros secaderos naturales.

¿Por qué lado se debe empezar un jamón?

En primer lugar, independientemente vayamos a empezar el jamón o no, una vez hayamos adquirido el mismo, será necesario deshacernos de cualquier bolsa o envoltorio que acompañe al jamón, de igual forma, retiraremos todo tipo de etiquetas que la pieza traiga consigo para que así resulte más cómodo el proceso de corte.

Debemos dejar la pieza completamente al descubierto, en un lugar fresco y seco, colgado o directamente colocado en el jamonero, en el cual colocaremos la pieza con la pezuña hacia arriba o hacia abajo, la posición de la misma dependerá principalmente del tiempo que tardemos en consumir el producto

Para evitar que el jamón se balancee, fundamental para cortar el jamón correctamente, es importante que ajustemos el instrumento a la medida del producto.

¿Cómo empezarlo si se va a consumir rápidamente?

Estos casos suelen darse especialmente en el ámbito de la restauración, donde se suele consumir la pieza en un intervalo de tiempo relativamente corto, el cual podemos considerarlo de en torno a los 8 o 10 días.

Es por este motivo, que el hecho de abrirlo con la pezuña hacia arriba o hacia abajo, no tendrá demasiada relevancia en cuanto al ritmo de secado de la pieza y, por tanto, la decisión de empezar el jamón de una u otra forma, dependerá únicamente del gusto o necesidades de cada consumidor.

Aun así, lo habitual en estos casos, es que se coloque el jamón con la pezuña hacia arriba, la maza quedaría en la parte superior y la babilla en la parte inferior. De esta forma, comenzaríamos a cortar el jamón por la maza, parte más grande, vistosa y jugosa de la pieza y en la que, por tanto, se ubica una mayor cantidad de carne, de ella se pueden extraer una media de 20 platos de jamón. Es también la parte con mayor cantidad de grasa, y las lochas que obtendremos de la misma serán grandes y homogéneas.

De esta forma, dejaremos para el final la zona de la babilla o contra maza, zona menos jugosa y vistosa y, por tanto, más seca.

¿Y si vamos a tardar en consumirlo?

En este caso, en el que el tiempo que se tarda en consumir jamón supera los 15 o 20 días, se recomienda empezar a cortarlo por la zona de la babilla, por tanto, colocaremos la pieza con la pezuña hacia abajo, de forma que la babilla quedará en la parte superior y, por el contrario, la maza en la parte inferior.

El motivo de empezar el jamón por esta zona, parte más estrecha y curada de la pieza, es debido a que así, evitaremos que esta parte se endurezca demasiado. De hacerlo al contrario, cuando fuéramos a consumir la babilla, la notaríamos demasiado seca y dura.

La babilla, también denominada contra maza, tal y como su propio nombre indica, es la parte opuesta a la maza. Es la zona más estrecha del jamón y como consecuencia de ello, también la parte más curada. Se caracteriza por tener una menor cantidad de grasa y, por tanto, ser la parte más magra del jamón. Al degustarla, apreciaremos un sabor más salino que el de la maza, ya que, al ser la parte más estrecha del jamón, habrá absorbido una mayor cantidad de sal. Además, las lonchas que obtendremos de aquí serán de un menor tamaño que las de la maza.

Para finalizar, nos gustaría añadir, que cada jamón es único, así como el punto de curación óptimo para cada uno, y por eso, en Jamones Benito Pérez, cuando nuestros clientes compran un jamón entero, con el fin de servirles la pieza más afín a sus gustos y necesidades, nos gusta especificar con ellos punto de curación deseado.

Regalar Jamón Ibérico, un Regalo Original

¿Qué regalar estas Navidades?

Ya sea un regalo para un familiar, para un amigo o tu pareja, regalos para tus empleados, pensar en la mejor idea para hacer un regalo, puede llegar a ser tortuoso. Lo que debería ser una gran experiencia, en muchas ocasiones acaba resultando complicado.

0a954bf81a291234e283bc26381cbd60_IMG_2780

Por todo ello, hoy en Jamones Benito Pérez, te queremos facilitar esta tarea. Te ofrecemos una gran idea para regalos originales. Todo ello, sin moverte de tu casa. De forma online puedes comprar tu cesta de Navidad, lote de Jamón Ibérico, embutidos, o ambos.

Un impoluto y cuidado envoltorio, con materiales seleccionados rigurosamente, envuelven una caja de diseño moderno. En su interior, junto a su tarjeta personalizada, se encuentran productos ibéricos de altísima categoría.

Ofrecemos diversos formatos regalo, muchos de ellos con temática especial de Navidad. También tienes la posibilidad de crear tu propio lote regalo eligiendo los productos que más desees y el envoltorio que más te apetezca y atraiga. Así de fácil!

Hacer un regalo importante a una persona especial estas Fiestas se vuelve más fácil fácil y acertado, regalar jamón, la mejor idea regalo.

7551ea6818bbf355c894f086d30d3c35_IMG_2769

Disfruta de nuestros productos ibéricos de bellota con tu familia estas Navidades, presenta en tu mesa navideña un plato de jamón de bellota ibérico cortado a cuchillo de la mejor calidad y al mejor precio, acompaña esto con un surtido de embutidos ibéricos de Salamanca.

Disfruta y haz disfrutar con productos ibéricos de bellota Benito Pérez.

La mejor idea regalo, la mejor calidad de jamones y embutidos, al mejor precio. Sin duda, acertarás!

Regalar Jamones y Embutidos

En muchas ocasiones, cuando llega el momento de hacer un regalo (ya sea a un familiar, amigo, a nuestro jefe o pareja) aparecen multitud de interrogantes y dudas sobre lo que deberíamos o no regalar. Nos cuestionamos a cerca de su verdadera utilidad, de si acertaremos o no con sus gustos, o simplemente si le gustará nuestro regalo.

Todo ello convierte lo que debería ser un gran momento, en un gran problema.

Hoy en Jamones Benito Pérez, le daremos varios motivos para regalar ibérico, un regalo con el que sin duda, ¡acertará!
Y es que… ¿a quién no le gustaría disfrutar de éste manjar?

  • Un regalo sorprendente, original y exclusivo: cuándo hacemos un regalo, una de las características que buscamos en él, es que sorprenda a nuestro agraciado. Por ello, que ésta persona reciba en su casa o en su trabajo un ibérico Benito Pérez, es sin duda un regalo de lo más sorprendente y exclusivo, un regalo original y que seguro no esperaba.
  • Un regalo útil y muy apetecible: ¿Cuántas veces nos cuestionamos acerca de la utilidad de nuestro regalo? Ya sea porque no se adapta a sus gustos o simplemente porque esta persona puede haber recibido uno similar en otra ocasión. El poder disfrutar en una gran comida, sólo o con amigos, de un ibérico…está claro que es apetecible, y seguro, ¡que le resulta verdaderamente útil!
  • Un regalo adaptado a su presupuesto: en Jamones Benito Pérez ofrecemos multitud de productos, calidades y formatos, para que usted pueda elegir el que más se adapte a sus requisitos. Ya sea jamón o embutido, loncheado o por piezas, tenemos a su disposición, multitud de opciones y precios. Un regalo a su medida. La mayor calidad, al mejor precio.
  • Un regalo fácil y cómodo: no es necesario que visite decenas de tiendas o recorra media ciudad para acertar con el regalo perfecto. En Jamones Benito Pérez ofrecemos a través de nuestra tienda on-line acceso a todos nuestros productos, la posibilidad de cualquier tipo de información de forma rápida y cercana, para que sin duda, su regalo, sea perfecto.

Definitivamente, un ibérico Benito Pérez, cumple perfectamente con los requisitos que un gran regalo debe tener.

Características de las Diferentes Partes del Jamón

Cuando llega a nuestras manos un gran Jamón de Bellota Ibérico y carecemos de información sobre el consumo de este gran producto, surgen multitud de interrogantes sobre cómo hacer de este manjar una gran experiencia en cuanto a corte y consumo.

Para una gran degustación de un buen jamón, es imprescindible conocer las partes en las que se divide esta pieza, sus características y peculiaridades. Lo que también conlleva a conseguir un pleno rendimiento de este producto.

¿Cuáles son las partes de un jamón?

El jamón se divide en cuatro partes principales, cada una de ellas posee un toque distintivo en cuanto a sabor, aroma y textura se refiere.

partes jamon

La incógnita por excelencia entre los consumidores, es sin duda alguna, ¿por dónde empiezo el jamón?

En primer lugar tenemos que tener un cuchillo apropiados para la limpieza y otro para el corte del jamón, cuidando en todo momento el correcto afilado de los mismos.

Antes de empezar a degustar un gran Jamón de Bellota Ibérico, se debe limpiar el producto. Para ello eliminaremos la corteza externa y los primeros centímetros de grasa que se encuentran antes de llegar a la primera loncha con el cuchillo adecuado para ello.

Cuando un jamón se va a consumir lentamente se recomienda comenzar por la babilla. Esta zona es la más curada y de menor infiltración grasa, este es el motivo que hace que deba ser la primera en consumirse.

Para ello colocaremos el jamón con la pezuña hacia abajo. Es importante que a medida que se va cortando el jamón, se vayan a su vez eliminando las cortezas de los laterales, para obtener una perfecta loncha. Igualmente siempre debemos cuidar el corte, logrando durante todo el proceso, un corte recto y uniforme.

Tras consumir la babilla y haber llegado al hueso central del jamón, daremos la vuelta a la pieza.

Seguiremos por la maza unos primeros centímetros, esta zona es la más vistosa y veteada y también la que posee mayor cantidad de jamón. Cuando lleguemos a la altura del codillo seguiremos el corte consumiendo a la vez parte del codillo, de la maza y de la punta. Ya que como hemos dicho anteriormente se debe lograr en todo momento un corte recto y uniforme.

El codillo es la zona más fibrosa y está dotada de un intensísimo sabor.

La punta es una zona muy sabrosa por su gran infiltración grasa.

Durante todo el proceso se debe vigilar que el cuchillo está perfectamente afilado, para así facilitar su corte, y por supuesto, hacer un correcto consumo de este producto estrella de nuestra gastronomía.

Queda demostrado que cada parte de un jamón es única y por supuesto, muy apetecible.

En Jamones Benito Pérez ofrecemos a nuestros clientes la máxima calidad de cada producto, todos ellos pueden ser adquiridos directamente en fábrica o en nuestra tienda on-line, donde encontrarán multitud de detalles sobre nosotros y sobre nuestros productos, todos ellos elaborados de manera artesanal y con un cuidadísimo proceso de fabricación.

Jamones y Embutidos Ibéricos Sin Gluten para Celíacos

¿Qué es el gluten?

“El gluten es una proteína amorfa que se encuentra en la semilla de muchos cereales (trigo, cebada, centeno, espelta, triticale y posiblemente avena) combinada con almidón. Representa el 80% de las proteínas del trigo y está compuesta de gliadina y glutenina. El gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de harina, y confiere la consistencia elástica y esponjosa de los panes y masas horneadas.

El gluten se puede obtener a partir de la harina de trigo y otros cereales, lavando el almidón. El producto resultante tendrá una textura pegajosa y fibrosa parecida a la del chicle. Por este motivo es apreciado en alimentación por su poder espesante”.

Los productos ibéricos elaborados por Jamones Benito Pérez están incluidos en la lista de alimentos FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España) como productos libres de gluten y por lo tanto, son aptos para celiacos.

¿Qué alimentos pueden tener gluten?

La clasificación de los alimentos en cuanto a la presencia o no de gluten,  se pueden dividir en:

–  Alimentos libres de gluten: aquellos que por naturaleza no contienen gluten. Son el jamón y la paleta.

–  Alimentos que pueden contener gluten: aquellos que por naturaleza no contienen gluten pero que pueden llegar a incorporarlo por el proceso  tecnológico o por contaminación cruzada.  Son el chorizo, salchichón, lomo, morcón, sobrasada y papada.

–  Alimentos que contienen gluten: productos elaborados a partir de cereales prohibidos para los celiacos.

En Jamones Benito Pérez ofrecemos la mayor calidad al mejor precio y además, todos nuestros productos ibéricos son aptos para celiacos, disfruta de jamones y embutidos ibéricos de calidad, directamente de nuestra fábrica a su casa, compra jamones y embutidos sin gluten.

¿Cómo cortar el jamón ibérico? Pasos a seguir

El jamón ibérico es uno de los productos más deliciosos de nuestro país y uno de los más beneficiosos. Y es que además de por su sabor, el jamón ibérico es muy apreciado por su alto contenido en ácido oléico, como el aceite de oliva, y es rico en grasas monoinsaturadas que ayudan a disminuir el índice de colesterol en sangre, los triglicéridos y el colesterol LDL.

Pero como suele ocurrir con cualquier producto gourmet, existen una serie de factores que hacen que estos se diferencien  del resto como por ejemplo la forma de cortar el jamón ibérico. Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, debes saber que es algo fundamental, ya que al hacerlo bien se potencia más su sabor y, por tanto, se disfruta más.

No hay nada peor  que comprar un producto tan delicioso y no poder apreciar su sabor simplemente porque no hemos sabido cortarlo.

Por eso, si acabas de comprar un jamón ibérico y quieres saber cómo cortarlo correctamente, hoy te traemos algunos consejos para que puedas hacerlo como un auténtico profesional y conseguir que tus lonchas tengan ese aroma y el sabor que son capaces de deleitar incluso a los paladares más exigentes.

Seguir leyendo «¿Cómo cortar el jamón ibérico? Pasos a seguir»

Bienvenido al blog de Jamones Benito Pérez

Fundada hace 50 años por Don Raimundo Benito Pérez y Doña Vicenta Pérez Hidalgo, Jamones Benito Pérez es una empresa familiar especializada en la elaboración de productos curados derivados del cerdo ibérico situada en Miranda del Castañar (Salamanca), tierra con gran tradición en la elaboración de chacinería.

Nuestro trabajo empieza ya con una cuidada selección y supervisión de las piaras de cerdo. Cerdos siempre criados en movimiento y libertad en las cercanas dehesas de encinas, que suponen el hábitat natural perfecto para el engorde y la alimentación del cerdo ibérico. Una alimentación cuyos protagonistas son las bellotas en montanera, junto a los pastos naturales y hierbas, ingredientes fundamentales para obtener una materia prima de calidad.

Más tarde, para la elaboración de nuestros jamones, paletas y embutidos, es de vital importancia seguir de forma cuidadosa las pautas más artesanales heredadas de las costumbres de nuestros maestros. Procedimientos naturales en la fabricación de nuestros productos que recuerdan a las matanzas de nuestra Sierra. Aromas y sabores de siempre.

Pero además, en Jamones Benito Pérez no somos ajenos a los avances que se van produciendo en el sector y por eso en nuestra empresa los métodos de toda la vida conviven en perfecta armonía y sincronización con la tecnología necesaria para fabricar un producto que se adapte perfectamente a las demandas del mercado. Siguiendo siempre un exhaustivo control de calidad, trazabilidad y norma de ibérico que da lugar a un producto de calidad con certificado de autenticidad y personalidad propia.

jamon-iberico-cortado

Seguir leyendo «Bienvenido al blog de Jamones Benito Pérez»